Aportes a la comprensión de la psicoterapia con niños y sus familias: encuentros entre mentalización y alianza
Autores:
Ana María Gallardo, Lucía Núñez

Resumen:
La capacidad de los cuidadores para pensar la mente de los niños recibe el nombre mentalización o función reflexiva, y la investigación en esta área la relaciona con la capacidad de construir un apego seguro y con la posibilidad de ayudar al niño a mentalizar sus propios estados mentales (Shaarp et al., 2016).
Al pensar la mentalización en psicoterapia con niños, nos encontramos al menos con dos planos significativos de intervención. Por un lado, brindar estrategias para el desarrollo de la función reflexiva en niños, y por otro el escenario intersubjetivo de la relación terapéutica misma, el cual permite revisitar elementos de los modelos relacionales tempranos de los cuidadores. Así, el espacio terapéutico puede comprenderse como una analogía con la relación de apego primario, donde existe un encuentro entre dos sujetos, con sus historias particulares.
Si bien, la relación terapéutica en la clínica infantil ha sido reconocida como uno de los ejes centrales del proceso de cambio, su investigación ha sido reducida. El modelo principalmente utilizado ha sido el de alianza de trabajo terapéutico propuesto por Bordin (1979), el cual se origina a partir del setting adulto. Las distinciones que podemos considerar al aplicar este modelo a la clínica infantil, son tanto evolutivas como del sistema consultante, donde los cuidadores emergen como un tercer componente de la estructura terapéutica.
El supuesto de que la infancia representa una etapa crucial en el desarrollo de pautas intra e inter relacionales que acompañan a lo largo de su vida, sustentan la importancia de ahondar en el presente trabajo en la matriz relacional de la terapia con niños, con miras a aportar a la comprensión de cómo la experiencia terapéutica en la infancia cataliza nuevas forma de relación consigo y con el mundo a partir de la relación mentalizadora con otros.

Cierre la ventana o, si prefiere, vuelva al inicio de página haciendo clic acá



Alianza Terapéutica: Una Conceptualización desde la Clínica y las Neurociencias
Autores:
José Luis Rossi

Resumen:
El concepto de plasticidad neuronal plantea que las redes sinápticas pueden ser modificadas mediante procesos de aprendizaje a lo largo de la vida, y a través de experiencias significativas. En este proceso cobra especial relevancia el rol del hipocampo, a través del mecanismo de potenciación de largo plazo, como una forma específica de plasticidad neuronal que influye en la memoria. (Liggan & Kay, 2000). De acuerdo a Kandel (1998) la mayor parte del aprendizaje se relaciona con cambios en la sensibilidad neuronal y es representado por los sistemas de memoria implícita y explícita, funciones cerebrales que se sustentan en estructuras neuronales diferenciadas. La memoria implícita es una función filogenéticamente anterior a la explícita y se relaciona con experiencias tempranas de apego. Estos elementos resultan muy relevantes en la constitución de la alianza terapéutica y en general, durante todo el proceso de psicoterapia, pues el sistema de memoria implícita posee patrones de interacción emocional y procedural que son activados de manera no consciente por algunas claves ambientales o situacionales sutiles, y que son susceptibles de ser modificados. Pareciera ser que esta acción transcurre principalmente a nivel del hemisferio derecho que es el correlato neuroanatómico de los procesos no verbales de interacción y que desde el punto de vista ontogenético, consolida su desarrollo en los primeros años de vida, generando una “impronta” de patrones vinculares característicos y tonalidades emotivas recurrentes que tienden a mantenerse en el desarrollo evolutivo posterior (Shore, 2008). De esta manera, la alianza terapéutica puede ser concebida como una nueva relación de apego, que se traduce en un proceso capaz de reestructurar la memoria implícita y regular patrones neurobiológicos, lo que puede generar procesos de cambios significativos, duraderos y de gran relevancia clínica.

Cierre la ventana o, si prefiere, vuelva al inicio de página haciendo clic acá



Sistemas complejos en la relación terapéutica y resultados: una perspectiva en constante re-organización
Autores:
Augusto Mellado

Resumen:
Los desarrollos del enfoque sistémico en la ciencia han evolucionado hacia versiones actuales contenidas bajo la noción de sistemas complejos (SC). Esta noción consiste en concebir ciertos hechos de la naturaleza como sistemas compuestos de elementos que interactúan auto-organizadamente, de forma no centralizada y que sostienen comportamientos emergentes (Díaz, 2012).
En psicoterapia, algunos de los hallazgos de la investigación desde esta perspectiva, indican que es necesario al menos un periodo de incremento de la complejidad (o de desestabilización de un determinado patrón), para que se logre la efectividad de un tratamiento psicoterapéutico, siempre y cuando exista una relación terapéutica establemente conformada (Schiepek, et al., 2014); también se han descrito lazos de retroalimentación positiva asociados a la alianza y a la autoeficacia de los pacientes, afirmando que los resultados de una psicoterapia estarían asociados con la mantención de la intensidad de las intervenciones (su estabilidad sesión tras sesión y no a su número) de los terapeutas (Ramseyer, et al., 2014); o que existen estrategias de auto-regulación discurso-voz en terapeutas y pacientes que presentan distintos patrones según el escenario interaccional (episodios de cambio o episodios de ruptura en psicoterapia) en que se desplieguen (Tomicic, et al., 2015).
El objetivo de esta presentación es situar a la perspectiva de los SC en psicoterapia como una dimensión complementaria a otras que existen en la investigación clínica actualmente, y que gracias a la adopción de técnicas de análisis estadísticos en desarrollo [por ejemplo, “State space Grids” (SSG) (Lewis et al., 1999), y “Time-Series Panel Analysis” (TSPA) (Ramseyer et al., 2014)] permite dar cuenta de aspectos clínicos configurados por patrones de estabilidad, momentos de quiebres, y patrones de estabilidad novedosos, observando diversas dinámicas no lineales en la relación terapeuta-paciente asociada a resultados en psicoterapia.